miércoles, 4 de mayo de 2011

saga Eternidad


Eternidad
De la escritora norteamericana Alyson Nöel, es una novela romántica que se puede encuadrar dentro de la corriente literaria impulsada por la serie de libros de Crepúsculo (sin duda las comparaciones son odiosas, de modo que en la medida de lo posible trataré de evitarlas).
El libro está narrado en primera persona, desde el punto de vista de la protagonista, Ever, una adolescente que, tras sufrir un accidente de automóvil en el que fallece el resto de su familia, obtiene, entre otras, la capacidad de leer los pensamientos de los demás. Sobre esta premisa se construye la trama, en la que se incluye a la contrapartida masculina, Damen, un atractivo muchacho recién llegado al instituto, al que le envuelve el misterio.
La historia se desarrolla de manera principal la relación amorosa de la pareja protagonista, aunque utiliza con habilidad el componente sobrenatural, y el secreto que rodea a Damen. La autora se emplea con soltura y la historia resulta dinámica, sin que su ritmo se resienta en ningún momento. Maneja los altibajos en la relación, así como las dudas de Ever y las revelaciones sobre Damen de manera eficiente, manteniendo el interés del lector en todo momento.
Los personajes están construidos de una manera sólida, resultando creíbles, pese -o quizás gracias- a alguno de sus defectos y exageraciones adolescentes. Los secundarios, en especial los amigos de la protagonista, aportan profundidad al conjunto, que de otro modo quizás hubiera adolecido de un desarrollo un tanto plano, en el que se sucedieran escena tras escena los devaneos de Ever y Damen. La única excepción a este bien hacer es Drina, la antagonista de la pareja, que es poco más que una caricatura en la que se reunen todos los defectos que debe de poseer un personaje maligno, sin más motivación narrativa que ofrecer una dosis de riesgo a la aventura, pero sin aportar en verdad más trasfondo al conjunto.
Pero el mayor punto negro de la novela se encuentra en su conclusión. Es una auténtica pena que tras un arranque potente, un cuidado desarrollo una buena creación de ambiente y personajes, el final resulte tan flojo. No sólo da apariencia de apresurado, como si la autora hubiera necesitado algo más de extensión para que cuajara la historia, si no que el enfrentamiento entre Drina y Ever -o más bien su resolución- resultan infantiles, un sí porque sí, sin que al lector se le de ninguna pista previa y estando la explicación posterior cogida con alfileres. Un Deus ex machina en toda regla.


Espejismos:
Deseoso de aprender todo lo que pueda acerca de sus nuevas habilidades como un Inmortal, Ever se vuelve hacia su amado Damen para mostrarle el camino. Pero al igual que sus poderes aumentan, los de Damen están disminuyendo.
En un intento por salvarlo, Ever viaja a la dimensión mágica de Summerland, donde aprende los secretos del pasado torturado de Damen; un pasado que siempre ha mantenido oculto de ella. Pero en su búsqueda para curar a Damen, Ever descubre un antiguo texto que detalla el funcionamiento del tiempo. Ahora Ever tiene que elegir entre volver al pasado y salvar a su familia del accidente que se cobró sus vidas - o permanecer en el presente y salvar a Damen, quien se pone más enfermo cada día...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Enlaces

Fallen Fan-Site